Los habitantes del barrio El Desierto fueron los más beneficiados con la entrega de este parque para niños, jóvenes y adultos.

Por muchos años, las personas residentes cercanas a la cancha El Polvorín, en el barrio El Desierto, no habían podido disfrutar de este sector debido al consumo de drogas que se presentaba al interior del parque, pero luego de una remodelación, las familias volverán a disfrutar esta zona deportiva.

El escenario está ubicado en la comuna 8 de Cúcuta, que hoy se suma al plan de recuperación de espacios deportivos y recreativos, con el propósito de fomentar el buen aprovechamiento del tiempo libre.

“Lo que antes era una olla de consumo de droga, ahora es un espacio debidamente adecuado y con todos los detalles para el disfrute de los niños, jóvenes y toda la comunidad, porque los espacios públicos son los lugares donde todos somos iguales” indicó el alcalde Jairo Yáñez.

En la renovada cancha se instalaron módulos de cerramiento, demarcación y reparación de arquerías. También se instaló un parque infantil con zona biosaludable, zona para escalar, mesas de ajedrez y adecuación de andenes y zonas comunes.

Ahora el turno será de los ciudadanos para que utilicen los parques y zonas verdes como sitios de sano esparcimiento, seguros y de encuentro familiar para el desarrollo de actividades deportivas, lúdicas y culturales.

Por Silvia León Sisa.