Las víctimas del conflicto producen cacao en pepa, en grano, chocolatinas, crema para untar tipo Nutella, bombones, entre otros.

Beneficiarios de restitución de tierras de El Zulia registraron la marca Arte Sano, para protegerla e identificarla en la Cámara de Comercio y para impulsar su proyecto productivo de cacao.

Los emprendedores son Yezid Otavo y su familia, desplazados por la violencia de vereda La Colorada de este municipio. Al acudir a la Unidad de Restitución de Tierras, no solo lograron ser indemnizados, también recibir el apoyo para una idea de negocio.

El director general de la URT, Andrés Castro, se reunió con beneficiarios del departamento de Norte de Santander y Yezid Otavo, su hijo Carlos y la esposa le contaron algunos detalles de lo que vivieron cuando fueron despojados, cómo conocieron la entidad, cómo adquirieron las semillas de cacao en su proyecto productivo y también sobre el nacimiento de ‘Arte Sano’, mediante la cual ya comercian varios derivados del producto.

“La familia Otavo cuenta con un producto de excelente calidad y, a través del acompañamiento que se da en proyectos productivos de la Unidad, tiene el registro de la marca y, desde el punto de vista de su proyecto productivo, cuando obtenga ya los registros sanitarios y la certificación del Invima, va a poder comercializar a una mayor escala”, señaló Castro.

La obtención del registro de la marca tiene un costo de un millón de pesos, pero con la gestión del área de Proyectos Productivos de la URT, la familia solo tendrá que pagar el trámite, que es de $62.000, generando un beneficio económico y la motivación de seguir produciendo cacao en pepa, en grano, chocolatinas y crispi de uvas pasas, crema para untar tipo Nutella, bombones y otras variedades.

Carlos Otavo señaló que la obtención del registro de la marca “es un paso inmenso” y por ello están muy agradecidos. “Todo lo que hemos obtenido nos ha hecho crecer como familia, a través de un complemento generacional, porque mi padre es un adulto mayor, yo he continuado con la labor de la siembra y producción de cacao con él y mi hijo es el diseñador de la marca ‘Arte Sano’”.

Beneficiarios de las zonas rurales de Chinácota y Cúcuta también participaron con sus relatos, y explicaron cómo fueron restituidos a través de la figura de la compensación, que indica el otorgamiento de un predio de igual o mejores características al que perdieron en el pasado, pero en otro lugar del departamento a petición de los beneficiarios por cuestiones de seguridad, quienes además obtuvieron subsidio de vivienda para el mejoramiento de sus casas, entre otras medidas complementarias.