Cúcuta sumaba cuatro partidos sin perder