Esta decisión fue tomada por la Corte Constitucional tras considerar que en estos casos los principios de veracidad e imparcialidad se flexibilizan.

La Corte Constitucional tomó la decisión de que las víctimas de delitos sexuales, tienen el derecho de denunciar libre y públicamente los hechos que afirman haber padecido, ya que los principios de veracidad e imparcialidad que prevalecen en otras publicaciones, en este caso se flexibilizan.

Esta determinación fue tomada tras analizar una tutela, que presentó un hombre que consideró vulnerados sus derechos fundamentales a la honra y el buen nombre, luego de que una mujer lo acusara de abuso sexual por medio de panfletos en la universidad.

Según el hombre, este acto fue consentido y por ende pedía la rectificación, a lo que la mujer contestó que ella no quería y él se aprovechó de su estado.

Ante esta situación, la Corte declaró que las afectaciones que el hombre podría sufrir por la publicación son menores que las de la mujer, si se le impidiera denunciar los hechos.

A pesar de esto, el hombre sigue gozando de presunción de inocencia, hasta que se le impute algún cargo delictivo en su contra.

Con esto la Corte deja claro que “las víctimas de un delito tienen el derecho a denunciar libre y públicamente los hechos que padecieron, pues los principios de veracidad e imparcialidad que deben permear toda publicación de información se entienden flexibilizados en razón a que la víctima, al expresarse, lo hace desde a) su experiencia personal y b) el pleno convencimiento de que los hechos denunciados le significaron un daño concreto y, por tanto, debe presumirse que actúa de buena fe”.

Por Michelle Suárez.