Así lo anunció el presidente, Iván Duque, pese a la situación social y sanitaria que se vive en Colombia.

Gran parte de los manifestantes desean que el torneo de selecciones se postergue o se disputa en otro país.

Sin embargo, el gobierno y los organizadores del torneo no preveen esta acción.

“Se han jugado los torneos locales en Argentina, Colombia, Ecuador, Brasil y Perú. Ya tenemos experiencia en los protocolos; lo que estaba por definirse era si se hacía con Argentina o no. Lo que me ha transmitido el ministro Lucena es que la Copa se va a hacer y se hará en los dos países”, dijo el primer mandatario de los colombianos en una emisora nacional.

Asimismo la Conmebol, como ente rector del fútbol suramericano, no se ha pronunciado sobre la situación.

Por Fabián Morales Gómez