Contrabando de zapatos y usurpación de marca afecta a empresarios de Norte de Santander