Consejos para promover la inclusión laboral de la comunidad LGBTQ+

Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud desarrollada por Profamilia, 14% de mujeres y hombres afirman haber presenciado discriminación hacia esta comunidad en sus entornos laborales.
Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud desarrollada por Profamilia, 14% de mujeres y hombres afirman haber presenciado discriminación hacia esta comunidad en sus entornos laborales.

Conozca tres consejos para promover la inclusión laboral de este sector de la población.

La diversidad y la inclusión son principios fundamentales en la construcción de un lugar de trabajo saludable y estimulante, por lo que es algo que toda compañía debería garantizar desde el inicio del proceso de contratación.

De acuerdo con Glassdoor, plataforma global de reclutamiento, más de la mitad (53%) de las personas que son miembros de la comunidad LGBTQ+ han experimentado o presenciado escenas de discriminación durante su busqueda de trabajo.

Además, según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud desarrollada por Profamilia, 14% de mujeres y hombres afirman haber presenciado discriminación hacia esta comunidad en sus entornos laborales.

Contrario a este panorama, por ejemplo, la fintech alemana SumUp, líder en el campo de las soluciones digitales para pequeñas y medianas empresas, ha logrado que el 18% de sus colaboradores en todo el mundo formen parte de la comunidad LGBTQ+.

“No solo es una cuestión de derechos humanos, es lo correcto, y además también tiene un impacto positivo en los negocios. Por eso trabajamos para hacerlo realidad desde la fase de reclutamiento, ofreciendo vacantes laborales que fomenten y promuevan la candidatura de personas que hayan sufrido algún tipo de discriminación y que sean parte de algún grupo minoritario”, explicó Felizitas Lichtenberg, global head de Diversidad e Inclusión en SumUp.

Tres consejos para promover la inclusion laboral de la comunidad LGBTQ+

  1. Utilizar un lenguaje neutro en cuanto al género

El lenguaje que se usa a diario está codificado según el género y, como resultado, transmite ciertas expectativas de lo que la sociedad requiere de las personas: en un anuncio de trabajo, el uso de un lenguaje discriminatorio o sesgado desalienta a las personas de grupos minoritarios a postularse a vacantes que explícitamente revelan un sesgo de género. Por lo tanto, es recomendable utilizar un lenguaje neutro que manifieste atención a la inclusión en la búsqueda de talento.

  1. Destacar pronombres al inicio del proceso de reclutamiento

Las estrategias, herramientas y funcionalidades dedicadas a cuestiones de diversidad e inclusión son cada vez más utilizadas en contextos empresariales y profesionales. En ese sentido, LinkedIn, la principal red social para la creación de redes y la contratación de profesionales, ha desarrollado la posibilidad de insertar los propios pronombres en el perfil, esto permite a los reclutadores acercarse a los solicitantes de empleo respetando su identidad de género.

  1. Evitar preguntas discriminatorias y prejuicios

Durante la entrevista de trabajo, se deben evitar abordar tematicas que puedan discriminar, se debe evitar preguntar sobre orientación política, creencias religiosas, estado de salud y evitar hablar sobre orientación sexual o la identidad de género sin el permiso de la persona entrevistada. Las preguntas que se deben desarrollar en una entrevista están estrechamente relacionadas con el campo profesional y serán siempre las mismas para cualquier entrevistado, de modo que los candidatos pueden compararse sobre la base de los mismos datos recopilados.