Conducir un taxi es un oficio de alto riesgo