Tras un caso positivo de Covid-19, el Concejo de Bucaramanga dejará de hacer sesiones presenciales.

El contagiado fue el concejal Cristian Reyes. Situación que ocasionó que el grupo de Gestión en Acreditación de Calidad, Cuality, le recomendara a la mesa directiva volver a la virtualidad.

Esto para evitar un posible brote de coronavirus entre concejales y funcionarios que asistieron a las oficinas de la entidad tras dos semanas de presencialidad después un año de virtualidad.

El ente espera las pruebas de Covid-19 realizadas a los concejales y funcionarios del concejo que estaban llevando a cabo sus funciones de manera presencial desde el pasado 12 de abril.

Por Fabián Morales Gómez