Con fuerte operativo trasladan a alias “Pichi a Bucaramanga

El capo del microtráfico de Bucaramanga, como era conocido, ya se encuentra en las instalaciones de la Sijin para ser presentado ante un juez de garantías

Con un fuerte operativo de seguridad, desde la Ciudad de Medellín hacía Bucaramanga,  fue trasladado Oscar Camargo, alias “Pichi”, líder de una estructura criminal de microtráfico que operaba en el Área Metropolitana de Bucaramanga.

Alias “Pichi” era buscado desde octubre del año 2015, luego de fugarse mientras se encontraba en una cita médica y fue recapturado en Medellín en un vehículo de alta gama.

Según las autoridades, el capturado había contratado y pagado $200 millones de pesos a varios sicarios en Medellín, para que atentaran contra la vida del comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, Manuel Antonio Vasquez.

Lea también: Capturan en Medellín al capo del microtráfico de Bucaramanga

Por el momento, alias “Pichi” se encuentra custodiado en las  instalaciones de la Sijin, mientras es presentado en audiencia ante un juez de garantías.

¿Quién es alias “Pichi?

Oscar Camargo Ríos, alias “Pichi”, es un hombre de 32 años, sucesor de un emporio familiar que se dedicaba al tráfico local de estupefacientes. Conocido como el capo del microtráfico en Bucaramanga, era el líder de una banda sicarial que operaba en la capital santandereana.

Se encontraba prófugo y con un gran historial de evasión de la justicia:

  • En diciembre del 2011, en la “Operación San Rafael”, se capturaron 9 integrantes de la estructura criminal, mientras que alias “Pichi” logró escapar.
  • En el 2012 se emitió la orden de captura contra “Pichi” y varias personas se acercaron a la Fiscalía a buscar un cambio en los delitos imputados para minimizar la condena, sin lograr un resultado positivo.
  • Para el 2013 el funcionario encargado en la Fiscalía empezó a recibir amenazas directas a su integridad física y la de su núcleo familiar para ejercer presión.
  • En el 2015 se logra la captura del implicado por el delito de tráfico de estupefacientes, pero luego de 56 días en la cárcel Palogordo, se fugó al saltar del segundo piso de una clínica, donde asistía a una cita médica.

Más noticias de Santander

Suscribe a nuestro canal de noticias en Youtube