Con cinco mil árboles se busca restaurar las zonas protegidas en Pamplona, Norte de Santander.

Como parte de una estrategia de restauración ambiental, entidades del orden departamental y municipal han creado la propuesta de siembra de 5.000 árboles en las áreas productoras de agua.

En la Agenda Verde departamental están incluidas las jornadas de recuperación del ecosistema en las zonas protegidas del municipio de Pamplona, en donde las autoridades ambientales ya iniciaron el plan de reforestación.

Las actividades de siembre se llevarán a cabo en cinco hectáreas de terreno ubicadas en la vereda García, en donde se produce parte del agua que alimenta las plantas de tratamiento del municipio de Pamplona.

Como consecuencia de la deforestación, debido a la ampliación de las zonas agrícolas, así como también la implementación de grandes cantidades de agua para regar los cultivos y las actividades pecuarias, en temporadas secas los caudales de las nacientes y quebradas se reducen hasta en más del 50% de la capacidad.

Esta situación incide negativamente en el suministro del líquido tratado a los pobladores, por lo que se tiene que racionalizar el suministro domiciliario por sectores.

Sobre la estrategia de restaurar y recuperar ese ecosistema, la coordinadora de Gestión Ambiental de Pamplona, Margarita Espinel aseguró que “cuentan con el respaldo de la secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Sostenibilidad de Norte de Santander, la Empresa de Servicios Públicos de Pamplona y Corponor”.

En el municipio se adelanta el proyecto de sembrar 5.000 árboles de especies nativas en las zonas protegidas o productoras de agua.