Comunidad de un barrio de Cúcuta denuncia malos olores por falta de alcantarillado.

    En la zona hay alrededor de 350 niños, de los cuales muchos se encuentran enfermos con dengue.

    En la Ciudadela de Juan Atalaya, exactamente en el barrio Palmeras, la comunidad del sector denuncia que llevan 10 años soportando los malos olores que al parecer son generadas por las aguas negras que se vierten en el canal de aguas lluvias, situación que empeora cada vez que llueve.

    “Queremos que el gobierno se apersone de esta situación que llevamos sufriendo todas estas familias, más de 600 familias que estamos en el barrio Palmeras parte alta, pidiéndole colaboración a la alcaldía para que vengan y ejerzan acá lo que tienen que venir a hacer, que la empresa de acueducto venga y nos dé una solución, porque cada tres días vienen a tomar fotos y hacer reuniones pero no pasa de ahí”, manifestó Edgar Cañada, habitante del sector.

    Los residentes de la zona, aseguran que algunas personas botan basura y animales muertos, lo que también genera malos olores. Además dicen que por el ahí no se ve presencia de la empresa recolectora de basuras ni de las encargadas de fumigar, pero que los recibos de servicios públicos si llegan constantemente.

    Por otra parte, en el barrio Rudesindo Soto, parte baja, los habitantes también denuncian que llevan más de 10 años sin alcantarillado, soportando los malos olores de los pozos sépticos y pidiendo a las autoridades competentes la instalación de los servicios públicos, que aunque ya se han firmado los acuerdos para realizar las obras, todavía no inicia el proyecto.