Mediante un trabajo de investigación de la Universidad de los Andes, ingenieros químicos y mecánicos lograron diseñar un emprendimiento con soluciones ambientales.

Con el fin de ayudar al medio ambiente, investigadores del grupo de Materiales y Manufactura de los Departamentos de Ingeniería Química y de Alimentos de la Universidad de los Andes crearon una bolsa que se disuelve en el agua, gracias a la base de almidón de yuca.

Estos productos Ecobioplast tienen componentes hidrosolubles, por lo que al disolverse en agua no afectaría este recurso. “Nosotros procuramos incorporar la mayor cantidad posible de materias primas de origen local con el fin de hacer más eficiente la producción, reducir la huella ecológica de nuestros procesos y productos, y favorecer la actividad económica local”, aseguró uno de los participantes en el proyecto ecológico.

El “Desarrollo de material plastificado a partir del almidón de yuca” tiene como objetivo apoyar al medio ambiente, ya que en promedio se gastan mil millones de toneladas de bolsas plásticas cada tres años. Según los expertos, si continua la contaminación para el 2050 habrá más plástico en el océano que peces.

Por el momento, los creadores de este elemento esperan que pronto se integre al mercado para así dejar una huella visible al ambiente por parte de los colombianos.

Por Silvia León Sisa.