En Medellín se están aprovechando más de 200 mil toneladas de cascarilla de café, para continuar con este emprendimiento nacional.

Actualmente, el mundo lucha contra el uso de plásticos en los servicios de comida u otras industrias, es por eso que un grupo de estudiantes decidió dar un paso más allá para ayudar también con la conservación del medio ambiente, desde Medellín, Colombia.

El Instituto Tecnológico Metropolitano de Medellín (ITM) y la empresa Colcafé, unieron fuerzas y destrezas para desarrollar un vaso biodegradable, elaborado a base de residuos de café. Esta idea fue parte de las seis finalistas de la cuarta temporada del reality show ‘El Gran Inventor Colombia’, de Discovery Channel.

“Todo consiste en la generación de un nuevo conocimiento que pueda ser aplicado en la solución de necesidades sociales, ambientales y del sector productivo. Esto es lo que se hace tangible a través de esta innovación que hoy presentamos, que demuestra la potencia de la relación Universidad y Empresa”, indicó el rector del ITM, Juan Guillermo Pérez Rojas.

Para la fabricación y desarrollo del vaso fue indispensable obtener la parte celulosa de la cascarilla de café, material que se condensa para su posterior evaporación, permitiendo que el residuo se pueda moldear.

Esta idea amigable con el medio ambiente obtuvo la patente de la Superintendencia de Industria y Comercio y tiene otra en espera con Estados Unidos.

Es así como, los vasos colombianos podrán iniciar con su comercialización y avanzar con el propósito de disminuir la contaminación causada por el plástico.

Por Silvia León Sisa.