En la época de los años 80 un reconocido narcotraficante había traído de un zoológico de Estados Unidos a Colombia, tres hembras y un macho para que formaran parte de su colección de animales exóticos, sin embargo y con el tiempo esta especie se ha reproducido sin control en la zona generando terror entre los habitantes de la zona.

Los hipopótamos han migrado desde el Magdalena Medio a la Depresión Momposina, según un estudio del Instituto Alexander von Humboldt.

De acuerdo con estas cifras y teniendo en cuenta las recomendaciones del Comité Técnico Nacional de Especies Introducidas y/o Trasplantadas Invasoras, y de aportes de académicos, expertos y exministros del sector, el Ministerio de Medio Ambiente ha declarado a los hipopótamos como una especie exótica invasora.

Dentro de esta lista también se encuentran incluidos el caracol gigante africano, la rana toro, el pez león y el retamo espinoso y liso, entre otras especies foráneas que han sido introducidas al territorio nacional.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible expresó: “este es un paso importante para avanzar en un plan de acción inmediato con el fin de atender la situación generada por la presencia de los hipopótamos en Colombia, que han ocasionado impactos en nuestros ecosistemas y especies claves. Desde hoy iniciaremos un trabajo fuerte de coordinación y acción con las entidades del SINA, expertos y comunidades. Nuestra prioridad es la protección de la vida humada y la conservación de la biodiversidad”.

A través de la resolución, también se establece la prohibición de comercializar, movilizar, fomentar la tenencia, reproducción, propagación, con cualquier propósito, de la especie Hipopotamus amphibius.

Por Diana Merchán