Clavadistas rojinegros esperan mejorar sus marcas