Cinco uniformados fueron condenados por muerte de un campesino en Santander

Cinco uniformados fueron condenados por muerte de un campesino en Santander

El sargento y los cuatro uniformados estarán en prisión más de 30 años por el delito de homicidio en persona protegida

El Juez Tercero Penal del Circuito de Bucaramanga, Santander, condenó a más de 30 años al sargento Jorge Arley Sánchez Rojas y a los soldados Abimael López Gómez, Wilson Javier Plata, René Alberto Prada y Jesús Rincón, al estar involucrados en la muerte del campesino identificado como Gerardo Contreras Román.

Los hechos ocurrieron el 17 de mayo de 2005 en la vereda Lebrijas del municipio Lebrija, Santander, cuando según investigaciones de la Fiscalía, los uniformados llegaron a la vivienda de la víctima y lo sacaron de allí en horas de la madrugada. Siendo las 5:00 am, los familiares de Contreras lo hallaron sin vida con varias heridas por arma de fuego en su cuerpo.

Los uniformados en el 2005 pertenecían al Batallón de Infantería No. 4 Antonio Ricaurte en Santander.

Según lo determinó la Fiscalía, la operación tenía como objetivo hacer estrategias militares contra grupos armados ilegales que para la fecha delinquían en la zona, entre ellos, FARC, ELN y paramilitares.

Sin embargo, el juez del caso, señaló que, a lo largo del proceso no fue posible establecer qué relación tenía la víctima con los condenados e indicó: “existen abundantes medios de prueba que sí permiten colegir que era integrante de la población y que se dedicaba a las labores del campo”.

Según las responsabilidades de cada involucrado, el juez impuso las penas correspondientes. El sargento Jorge Arley Sánchez Rojas, fue condenado a 35 años y diez meses de prisión, de igual manera, tendrá que pagar una multa de 3.600 salarios mínimos.

Por otro lado, los cuatro soldados fueron condenados a 33 años y cuatro meses de prisión, además de pagar 2.800 salarios mínimos legales.

Los cinco uniformados responsables del caso fueron acusados por el delito de homicidio en persona protegida.