Las autoridades toman esta medida ante la posible llegada masiva de aficionados por el partido de los diablos rojos ante Cerro Porteño por Copa Libertadores.

El encuentro que se disputará en el estadio Alfonso López el 21 de abril se jugará a puerta cerrada por la situación sanitaria que vive el país.

Desde la Oficina de Gestión del Riesgo, se comunica que no se permitirá el acompañamiento de los aficionados al equipo en el hotel ni aglomeraciones alrededor del estadio.

Con esta medida se prevé evitar la llegada de personas desde Cali, Bogotá, Tunja y Cúcuta, que causarían aglomeraciones en la capital de Santander.

El equipo escarlata llegará a Bucaramanga el martes 20 de abril.

Por Fabián Morales Gómez