La Alcaldía de la capital de Santander realizó operativos para realizar control y verificación de las IPS que tienen este servicio.

Esto con el fin de salvaguardar la vida de los usuarios de este servicio y evitar la llamada ‘guerra del centavo’ que se genera en la atención de accidentes de tránsito.

Las autoridades inspeccionaron tanto los vehículos habilitados para esta función como las instalaciones físicas de las IPS, evaluando el cumplimiento de la normatividad para el debido funcionamiento de estas instituciones. 

Se visitaron 11 establecimientos, de los cuales cuatro no se encontraban en las direcciones que registran ante las autoridades. Mientras, de los siete restantes dos fueron clausurados por no cumplir con la documentación necesaria para funcionar.

Asimismo, cuatro ambulancias fueron selladas por no cumplir con los requisitos. Los casos se remitieron a la Secretaría de Salud de Santander que deberá evaluar las fallas de  infraestructura, dotación, condiciones higiénico-sanitarias, entre otros.

Por Fabián Morales Gómez