Esta acción se dio en respuesta a las denuncias suministradas por la comunidad del barrio Paseo Cataluña en el municipio de Piedecuesta. 

Los vecinos se percataron de la presencia de personas extrañas entrando y saliendo de dos viviendas de este barrio. Entonces, los uniformados desplegaron un operativo el cual quedo en evidencia, que estas viviendas estaban siendo utilizadas como sitios donde se ejercían actividades de prostitución. 

Al momento de la inspección al lugar, los uniformados corroboraron que se trataba de una fachada falsa con la que se distraían a los vecinos. En este lugar, aparentemente, funcionaban salas de belleza y zonas de masajes relajantes. 

Botellas de licor de todo tipo, cigarrillos, preservativos, algunas dosis de alucinógenos, y un arma deportiva o traumática fueron incautados y presentadas como evidencias ante el proceso administrativo con la alcaldía municipal, quien apertura una investigación al propietario de la vivienda por el uso inadecuado del suelo. 

Todas las personas que se encontraban dentro de la vivienda fueron amonestadas según el código de convivencia y seguridad ciudadana, por violar las medidas las medidas sanitarias y algunas trasladadas a las instalaciones de Policía del municipio, por no portar documentación de identificación personal cuando fueron requeridos por los uniformados.

Por Fabián Morales Gómez