La OMS advirtió que la pandemia por el Covid-19 durará un año más de lo necesario, debido a la desigualdad en el acceso a las vacunas.

Decenas de miles de personas, en el norte de China, volvieron al confinamiento preventivo en sus viviendas, debido a que las autoridades están buscando la manera de atajar un inesperado nuevo brote de Covid-19 en el país asiático.

Este lunes, China detectó 39 nuevos casos positivos de coronavirus y más de cien durante la semana pasada. Según las autoridades sanitarias, la mayoría de estos contagios están relacionadas con la llegada de un grupo de turistas hacia algunas pequeñas poblaciones.

Bajo la estrategia de “tolerancia cero” hacia el virus, el gobierno chino reaccionó rápidamente, imponiendo restricciones y organizando campañas de detección masiva en las regiones afectadas.

Debido a esta decisión, se aplazó de manera indefinida una maratón prevista para el 31 de octubre, donde participarían cerca de 30.000 corredores. Por su parte, los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín están en espera para iniciar su preparación previa.

Algunas ciudades del norte de China, como Ejin, Lanzhou y Pekín entraron en confinamiento, a partir de este lunes por un período de dos semanas.

Por Silvia León Sisa.