Más de 400 familias intentan ocupar lote a la fuerza, en el perímetro de seguridad de la base militar.

Luego de la asonada a la base militar de El Tarra, este fin semana, en donde un civil murió y otras 17 personas resultaron heridas, el comercio permanece cerrado y las vías bloqueadas.

“Tenemos diferentes actividades suspendidas, algunas vías bloqueadas por los manifestantes que pretenden reorganizarse para intentar acceder de nuevo al predio que pertenece al Ministerio de Defensa”, indicó Yair Díaz, alcalde de El Tarra.

No obstante, el mandatario aseguró que el ambiente ‘continúa muy tenso’, a veces se reúnen 100 o 200 personas que buscan entrar a ocupar a la fuerza las 30 hectáreas.

“No ha sido fácil resolver esta problemática, se requiere de manera urgente la presencia de Migración Colombia para dar el manejo apropiado, no tengo la capacidad suficiente para ofrecerle los diversos servicios que reclaman los 6 mil venezolanos, y son 22 mil ciudadanos los que tenemos en nuestro municipio”, expresó el alcalde de El Tarra.

Por ahora, autoridades trasladan integrantes del ESMAD con el objetivo de apoyar al Ejército Nacional.