La Universidad de Tartu, en Estonia, aprobó la eficacia del nuevo artículo que termina con más del 99% de los virus y bacterias en el aire inhalado por el ser humano.

Video de Respibay

La empresa de tecnología de Estonia, Respiray, lanzó al mercado un purificador de aire portátil, el cual fue desarrollado en conjunto con las Universidades en Estonia y Polonia, con el fin de erradicar bacterias, microorganismos y hasta el Covid-19 del ser humano.

A través de un proceso de desinfección con rayos Ultra-Violeta, el purificador sopla en la parte delantera de la cara de la persona, quien deberá portar el aparato entre sus hombros y cuello. Por su parte, el Ministerio de Educación de Estonia ha respaldado este invento, que se empezará a distribuir a los maestros de las principales ciudades de este País.

“No existe una varita mágica contra el virus, pero una serie de esfuerzos en combinación contribuyen a la salida de la pandemia”, anunció, Indrek Reimand, vicerrector del Ministerio de Educación, en la página oficial de Respiray.

El dispositivo también consta de una caja de plástico con una pantalla para el rostro transparente, que se extiende hacia arriba y permite que la cara de la persona permanezca visible. Respibay cuenta con una batería que alcanza las 8 horas de uso.

Por Silvia León Sisa