Tras una operación de verificación fue cerrado en Bucaramanga el centro de rehabilitación ubicado en la calle 41 entre carreras 15 y 16.

En Bucaramanga fue sellado un centro de rehabilitación, luego de que las autoridades pertinentes realizaran una visita al lugar, encontrando irregularidades en su funcionamiento.

“Cuando llegamos a esta fundación encontramos irregularidades. No tenían uso de suelo y no cumplían con las condiciones higiénico-sanitarias. Las personas recluidas, la mayoría jóvenes, estaban en contra de su voluntad y por esto se originó un motín”, mencionó Melissa franco, secretaria del interior.

La revisión se realizó gracias a la denuncia de varios ciudadanos que diariamente pasaban por el lugar.

Al procedimiento de verificación asistieron la Policía nacional, la Personería, la Defensoría del Pueblo y las secretarías de Salud, Desarrollo Social e Interior de la ciudad.

Ante la situación, Melissa Franco señaló que tras el cierre los menores fueron enviados a las comisarías de familia, donde se llamó a sus acudientes para que se acercaran por ellos.

Por Michelle Suárez.