Por afectaciones a los recursos naturales, la Corporación Autónoma para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga impuso una medida de suspensión temporal de obras.

Las construcciones que se ejecutaban en la finca San Antonio de Girón de la vereda Llanadas tuvieron que ser suspendidas hasta nuevo aviso.

En ellas se estaban realizando urbanizaciones y movimientos de tierra ilegales.

Por Fabián Morales Gómez