La Policía de Santander capturó a cuatro integrantes de un Grupo Delincuencia Común Organizado quienes estarían haciendo justicia por su propia cuenta.


De acuerdo a las labores investigativas realizadas durante aproximadamente siete meses, se logró establecer que estos sujetos serían los responsables de dos casos de secuestro en el año 2020, donde habrían raptado a dos personas, el primer caso se presentó en el barrio centro, donde trasladaron a la víctima hasta una zona boscosa de la vía que de San Gil conduce a Charalá y en un segundo caso se llevaron a otra persona en contra de su voluntad desde la vereda ´Pozos Bajos’ hasta un sitio desolado de la vía de San Gil que conduce al municipio de Cabrera.


Las personas secuestradas, serían personas que estarían involucrados en hurtos en San Gil; en los dos casos los capturados habrían sometido a sus víctimas a tratos inhumanos y torturas, tomando justicia por sus propias manos, con el fin de recuperar los elementos hurtados (motocicletas y enseres).


Los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía Primera Especializada, donde luego de las audiencias de legalización de captura e imputación de cargos un juez les dictó medida de aseguramiento a uno de ellos y prisión domiciliaria a los otros tres.

Por Fabián Morales Gómez