Hasta el sitio de los hechos llegó la Secretaría del Interior, quienes hallaron a más de 75 personas en condición de hacinamiento e insalubridad en el centro de rehabilitación.

Con absoluto rechazo, la Alcaldía de Bucaramanga informó sobre los hechos donde un joven de 27 años fue asesinado al interior de una corporación de rehabilitación, ubicada en la carrera 21 con calle 41.

Funcionarios que hicieron parte de la jornada, encontraron más rasgos inhumanos dentro del centro, vulnerando los derechos de más de 70 jóvenes del plantel. Algunas de estas fueron: hacinamiento interno, entre personas con problemas de drogadicción, menores de edad y otras enfermedades; incumplimiento de condiciones higiénicas; testimonio sobre presuntos casos de constreñimiento de funcionarios hacia los internos; maltratos y torturas como formas de castigo.

“19 personas fueron entregadas a sus familiares, 39 remitidas a las fundaciones con las que la Alcaldía suscribe convenios para la atención de personas vulnerables y tres menores de edad fueron entregados a la Comisaría de Familia para el restablecimiento de derechos”, señaló el secretario de Desarrollo Social, John Carlos Pabón.

Por su parte, Melissa Franco García, secretaria del Interior de Bucaramanga, informó que todas las autoridades fueron notificadas para adelantar la investigación penal y administrativa en contra del personal del centro de rehabilitación.

Por Silvia León Sisa.