Entre insectos y malos olores estarían conviviendo los internos, por la falta del servicio de agua.

Se volvió costumbre en la Cárcel de Palogordo la intermitencia en el servicio del agua; internos denuncian que completan una semana sin el preciado líquido, y ya registran enfermedades.

Según Hernando Mantilla, veedor y defensor de derechos carcelarios en Santander, indicó que “la falta de agua ha impactado con más fuerza en los patios 4, 5, 6 y 7, pero todo el penal lo está sufriendo”.

Cabe recordar que la CDMB, sancionó a la Cárcel de Palogordo con más de 700 millones de pesos (hace dos meses), por problemas de vertimiento de las aguas negras a las quebradas aledañas.

No obstante, la Defensoría del Pueblo de Santander anunció que realizará visitas, para entregar un reporte final y coordinar la solución a este problema.