El observatorio más grande del mundo ha capturado una mancha solar, más grande que la totalidad de la Tierra, con un detalle ‘sin precedentes’.

La mancha en forma de corazón es solo una de muchas, responsable de las tormentas solares que afectan la vida en la Tierra. 

La mancha fue captada por el Telescopio Solar Daniel K. Inouye de la Fundación Nacional de Ciencias de EE. UU., en Hawai.

La imagen captura los increíbles detalles de la estructura de la mancha solar en la superficie de la estrella de nuestro sistema solar. “La apariencia rayada del gas caliente y frío que sale del centro más oscuro, es el resultado de la escultura por una convergencia de campos magnéticos intensos y gases calientes que hierven desde abajo”, manifestó el observatorio.

La enorme mancha solar tiene aproximadamente 10,000 millas de diámetro, ocupando solo una pequeña parte del sol, pero aún lo suficientemente grande como para que la Tierra pueda “caber cómodamente dentro”, dijeron los científicos.

Las manchas solares son la representación más clara de la actividad del sol, cuantas más manchas solares hay, más activo es el sol.

Esta nueva mancha solar es una de las primeras del nuevo ciclo solar, que se espera que alcance su pico de actividad a mediados de 2025.

Las manchas solares son responsables de provocar muchos fenómenos meteorológicos espaciales, que tienen importantes impactos en la Tierra. Estudiar con precisión la actividad magnética del sol es crucial para proteger las redes eléctricas, las comunicaciones, la navegación GPS, los viajes aéreos, los satélites y los astronautas que viven en el espacio.