Cancillería ve con buenos ojos transición de Venezuela