El partido demócrata dio el primer paso para lanzar la cuarta petición de destitución en la historia de Estados Unidos.

Donald Trump se sometería a pasar por un segundo ‘impeachment’, siendo la primera vez en la historia que un mismo presidente se somete dos veces a este procedimiento extraordinario contemplado en la Constitución, para poder juzgar a un mandatario en caso de traición, soborno o faltas graves.

Según el documento presentado el domingo en el Capitolio, el presidente Trump “puso en grave peligro la seguridad de Estados Unidos y sus instituciones. Amenazó la integridad del sistema democrático, interfirió en el traspaso de poderes y puso en peligro otra rama de gobierno. De ese modo, traicionó la confianza depositada en él como presidente”.

Actualmente, el único cargo contra el mandatario es de “incitación a la insurrección”, por provocar, desde sus opiniones públicas, el asalto mortal al Capitolio de los Estados Unidos que se registró la semana pasada, dejando a cinco personas fallecidas.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, también anunció que se presentará una resolución para este caso, con un plazo de 24 horas. Se espera que el vicepresidente Mike Pence actúe para invocar la Enmienda 25, con una votación de la mayoría del Gabinete para sacar a Trump del poder.

La resolución de este juicio político fue presentada y anunciada por los demócratas David Cicilline de Rhode Island, Jef Raskin y Ted Lieu de California. La Cámara efectuará su reunión el miércoles a las 9 a.m., para considerar los artículos de la petición y el juicio.

Por Silvia León Sisa