Bucaramanga está a un punto de zona de descenso