Broma de jugo con viagra llevó a dos estudiantes al hospital de Ragonvalia

    Un estudiante de grado 11 compró unas pastillas de viagra, las trituró y las echó a un jugo de mango.
    Un estudiante de grado 11 compró unas pastillas de viagra, las trituró y las echó a un jugo de mango.

    Las autoridades del Colegio Nuestra Señora de la Merced evalúan el caso para tomar acciones.

    Entre los habitantes de Ragonvalia, Norte de Santander, solo hay asombro por las ocurrencias que ahora tienen los adolescentes, luego de la terrible broma que un estudiante del Colegio Nuestra Señora de la Merced les jugó a otros compañeros, la semana pasada.

    De acuerdo con el relato de algunos alumnos del plantel, un compañero de grado 11 compró unas pastillas de viagra, las trituró y las echó a un jugo de mango, el cual luego le dio a beber a dos jovencitos, entre ellas una estudiante, quien luego presentó un fuerte dolor de cabeza, por lo que fue llevada al hospital local, para que fuera atendida.

    Este episodio ocurrió en la mañana. Sin embargo, en la tarde, el responsable de la broma también le dio del jugo a otro compañero, quien después de algunos minutos comenzó a sentirse mal y a ponerse colorado, por lo que fue llevado al centro de salud, en donde le diagnosticaron tensión elevada.

    Ante lo ocurrido, las autoridades del plantel indagaron sus causas y dieron con el autor del hecho; además, conocieron las circunstancias de todo lo acontecido, por lo que ahora el caso será evaluado en el Comité de Convivencia de la institución con Comisaría de Familia, Personería, Defensoría y la Policía de Infancia y Adolescencia.

    El adolescente de Nuestra Señora de la Merced enfrenta una sanción por falta tipo 3, según lo establecido en el Manual de Convivencia del colegio y la Ley 1620, que corresponde a acciones que atentan contra la vida.

    Leonardo Favio Oliveros Medina