Las temperaturas bajo cero están interrumpiendo el crecimiento de los cultivos de cebolla en el páramo de Berlín, Santander.

Más de 2 mil familias campesinas se han visto afectadas por las temperaturas bajo cero que se registran en el municipio de Tona, lugar donde su cultivo principal es la cebolla.

Los campesinos ya han reportado pérdidas totales de las cosechas, ya que las heladas han arrasado con gran parte de las hectáreas de cultivo del alimento. Según denuncian, en este sector van cinco heladas, en lo que va del 2022.

Los cultivadores hacen un llamado a las autoridades ambientales para lograr encontrar alguna ayuda, con el motivo de recuperar la tierra; la cebolla es el principal producto agrícola de la economía en este municipio.

Por Silvia León Sisa.