Un total de 99.000 familias han sido beneficiadas con el avance de la transformación de los territorios afectados con cultivos ilícitos a nivel nacional, iniciativa que promueve el PNIS (Programa Nacional Integral de Sustitución).

De acuerdo con cifras entregadas por la Defensoría del Pueblo, se han erradicado 45.832 hectáreas de cultivos ilícitos bajo acuerdos de sustitución voluntaria en varias regiones del país.

Por su parte, en Norte se Santander son 2.998 familias beneficiarias del programa PNIS, campesinos de Tibú y Sardinata.

De igual forma, Hernando Londoño, director del Programa de Sustitución de Cultivos Ilícitos aseguró “hoy vinimos a hablar de sustitución voluntaria, que es una de las herramientas con las que cuenta el Gobierno Nacional y el estado para la lucha contra los cultivos ilícitos”.

En Norte de Santander en los municipios de Sardinata y Tibú, existen 3.000 familias vinculadas al programa de sustitución a estas familias, a las cuales ya se les han entregado más de 30.000 millones de pesos en apoyo y subsidio, especialmente los pagos en efectivo y próximamente se va a adjudicar la licitación, para que las familias puedan comenzar de los proyectos productivos de ciclo corto.

Vale resaltar que la implementación de este programa es un lineamiento que se estableció en los Acuerdos de Paz, firmados por el Gobierno de Colombia con la guerrilla de las FARC.

Por Diana Merchán