Tres municipios de Norte de Santander son inspeccionados por las autoridades de salud debido al aumento de casos de malaria.

La alerta se emite por parte de las autoridades sanitarias por la fuerte temporada de lluvias que azota al Oriente del país y la proliferación del vector transmisor de enfermedades como la malaria.

De acuerdo al registro sanitario de las autoridades, las poblaciones más afectadas han sido Bochalema, Cucutilla y Arboledas, en donde desde esta semana se han adelantado varias jornadas de salubridad casa a casa, con el fin de evitar la mayor propagación de las estas enfermedades trasmisibles.

Las autoridades de salud han realizado una serie de recomendaciones a la comunidad para que en medio de las fuertes lluvias, no se generen focos de proliferación del mosquito que trae consigo otras enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla y el chagas.

Otras partes del departamento también han visto el aumento de casos, en especial de dengue y fiebre amarilla en la región del Catatumbo, donde las autoridades tienen mayor control en los municipios como San Calixto y Teorama.

Por: Alfredo Durán