Así viven la cuarentena en los asentamientos de Floridablanca

La comunidad de los asentamientos en Floridablanca pasan por una difícil situación en medio de esta cuarentena, aseguran que el mercado que tienen solo les alcanza para tres días.

En un rancho construido con tablas y en medio del humo que se concentra por el fogón de leña, viven la cuarentena Tania Toloza, su esposo y sus tres hijos.

Aunque el amor de familia los mantiene, la falta de alimentos los obliga a hacer rendir lo poco que de caridad les regala la gente, aseguran que su mercado solo les alcanza para los próximos tres días.

Mientras estos dos humildes padres del asentamiento Asomiflor en Floridablanca se preocupan por los alimentos, a sus hijos les inquieta sus nuevas clases virtuales.

Sin internet y con pocos alimentos, Tania también tiene otra preocupación, sostener a su Mamá, quien a pocos metros de su casa con nostalgia, también sufre esta pandemia .

Delfina Toloza, la madre de Tania asegura que este ha sido de los momentos más difíciles de su vida, porque sus hijos, quienes le ayudaban, hoy tampoco pueden trabajar.

Sin dinero, comida y resguardada de un rancho en el que las goteras son más grandes que su mercado, solo espera una ayuda.

Como la familia de Delfina y Tania, más de 500 personas del asentamiento humano Asomiflor en Floridablanca, esperan ayudas alimentarias del Gobierno.

Donaciones: 315 336 3030