En la madrugada del 30 de diciembre el Senado Argentino se convirtió en el primer país Latinoamericano en permitir el aborto libre sin ninguna restricción hasta la semana 14 de embarazo. 38 senadores votaron sí a la propuesta, 29 se opusieron y uno se abstuvo.

Este cambio legislativo en el país gaucho generó preocupación en los sectores provida del continente que lo consideran un precedente peligroso para la región, incluso antes de que se definiera su aprobación.

Uno de los primeros países en reaccionar fue Colombia, el 29 de diciembre, mediante la bancada pro-vida del Congreso de la República que envió un comunicado firmado por 24 legisladores sentando su posición sobre el histórico hecho.

“Con gran preocupación nos hemos enterado de la propuesta de ley que busca legalizar el aborto en Argentina hasta la semana 14 del proceso gestacional, así como en niñas menores de 13 años de edad sin el consentimiento de los padres y además sin ninguna limitación de tiempo o causal”, manifiestan los congresistas firmantes, correspondientes a los partidos Centro Democrático, Cambio Radical, Partido Conservador, Colombia Justa Libres y Jonatan Tamayo de Partido Decentes.

Por otro lado, otros sectores manifiestan su apoyo a esta medida legislativa y la ven como un progreso social. Humberto de la Calle trinó:

“Apoyo decisión de Argentina sobre aborto. Quien quiera regirse por su religión, merece respeto. Pero también lo merecen las decisiones libres de la mujer. El Código Penal no es la pieza que resuelve todos los problemas”.

En fin, Argentina cambió su legislación al respecto, la cual estaba vigente desde 1921, que permitía la interrupción del embarazo en dos casos específicos: violación y riesgo de salud para la mujer gestante.

Periodista: Fabián Morales Gómez