Aproximadamente 1.3 millones de colombianos están atrasados en pagos a bancos