El 3% de los afiliados de la liquidada entidad son recibidos en 14 diferentes EPS en la ciudad.

La migración de los usuarios de Coomeva a otras entidades de salud tiene preocupados a diversos sectores de la sociedad, así como a veedores de salud, pero especialmente a la población, porque aseguran que hace falta de orientación y están inconformes con el servicio prestado.

Así es el caso de Rocío Yáñez, una usuaria cucuteña que viajó hasta Bogotá hace seis meses, esperando que su EPS que le agilizara el pago de una cirugía que debía recibir su hijo. “Esta es la segunda vez que aplazan la cirugía… hasta hace 15 días que yo empecé personalmente a hacer la diligencia, a enviar correos y a escribir; tengo los WhatsApp donde ellos nunca me responden”, manifestó Yáñez.

Al igual que ella, son decenas de casos donde los usuarios se muestran inconformes por el servicio de las EPS en la capital nortesantandereana y reclaman que desde instancias nacionales se haga revisión de esta problemática.

Cabe recordar que, los usuarios tienen un periodo de decisión de 90 días para constatar si están a gusto con la EPS a la que fueron asignados, de no ser así, pueden solicitar un cambio a otra entidad.