De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), organismo encargado del manejo de los datos científicos, hidrológicos y meteorológicos relacionados con el medioambiente en Colombia, durante el primer trimestre del 2022 se incrementarán las lluvias como consecuencia del fenómeno de La Niña.

Según el último informe publicado por el IDEAM para los meses de marzo y abril, se estima un aumento del 20% de las precipitaciones en los departamentos de Norte de Santander, Boyacá, y el oriente de Cundinamarca.

En las últimas horas se registraron chubascos de variada intensidad, con descargas eléctricas sobre zonas de las regiones Andina, Pacífica y sur de la región Caribe.

De acuerdo con los registros de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), entre el 1.º de enero y el 28 de febrero se presentaron 180 eventos entre ellos inundaciones, deslizamientos y crecientes súbitas debido al incremento de las precipitaciones.

A partir del próximo 15 de marzo comienza oficialmente la primera temporada de lluvias, por eso el llamado por parte de la Unidad de Gestión del Riesgo es a activar los planes de emergencia en todo el territorio nacional.