Seis asociaciones iniciarán con las actividades de participación activa por cada integrante. En la zona rural, las beneficiadas son 4 y en la zona urbana de Cúcuta son 2.

Gracias a un proceso de verificación y evaluación de los proyectos productivos colectivos de la zona rural y urbana del municipio, se realizó la selección de las asociaciones que serán fortalecidas por parte de la Secretaría de Posconflicto y Cultura de Paz de Cúcuta.

“Para este ejercicio se contó con la participación y el acompañamiento de la Secretaría de Desarrollo, Banco del Progreso, y con la veeduría de tres representantes de la Mesa de Participación de Víctimas y de la Personería Municipal”, informó Luisa González, coordinadora de los fortalecimientos a las Unidades Productivas.

Asociación inversiones Claret, Asociación unidos por un mismo fin; y de la zona rural se seleccionó a la Asociación de mujeres víctimas del conflicto armado de cormoranes (AMUVICARC), Asociación de cacaoteros de Palmarito (ASOCAPAL), Asociación de mujeres por la paz vereda El Amparo (ASOMUPVEA), y la Asociación de mujeres de Palmarito (ASOMUPAL), son las asociaciones urbanas escogidas para este año.

“El objetivo de esta administración es enseñarle a las Víctimas a ser emprendedores, enseñar a pescar y no dar el pescado, es la única forma de salir de un estado de vulnerabilidad, por eso la importancia de las víctimas del conflicto armado en este proceso”, manifestó el mandatario local Jairo Yáñez.

La administración continuará con la gestión que vienen haciendo estas asociaciones, que buscan nuevas oportunidades para construir una mejor calidad de vida, y empleo a otras familias víctimas del conflicto armado.

Por Silvia León Sisa.