La Administración Municipal gestionó el transporte, entrega de alimentos y kits de aseo.

En horas de la madrugada de este sábado, la Secretaría del Interior de Bucaramanga, logró junto a la MEBUC, Personaría y Defensoría del pueblo, el retorno humanitario de 38 indígenas Yukpas, 16 adultos y 22 menores de edad, quienes se encontraban en el Parque García Rovira.

El objetivo se alcanzó, luego de múltiples diálogos adelantados con la comunidad indígena, procedente de la parte venezolana en la Serranía del Perijá.

“Estuvimos esperando este procedimiento. Estamos agradecidos a la Alcaldía, a Bucaramanga. Ya llevo todos los niños a mi hogar, esa era mi preocupación”, indicó Ángel Romero, cacique del grupo.

Cabe resaltar que, la recuperación del espacio público, se logró en un 90%, ya que una familia aún persiste, por una exigencia económica para su retorno.

Según indicó Melissa Franco, secretaria del Interior, en los próximos días se lograría un trato, para la recuperación total del Parque García Rovira.

Finalmente, el parque fue limpiado, cercado y entrará en un proceso de recuperación por parte de la EMAB.