La administración municipal está ultimando los detalles de un decreto que sancione a quienes no cumplan con el aprovechamiento de recursos.

Con esta medida se busca mejorar las cifras de la ciudad en este aspecto, ya que es una de las más bajas en el país. El objetivo es pasar de un aprovechamiento de residuos del 2% al 7,5%.

Desde la Secretaría de Ambiente de Bucaramanga, indican que el decreto permitirá imponer sanciones pedagógicas a personas y empresas que no cumplan con una cuota mensual de reciclaje.

Asimismo, ya se dispone del terreno para construir la gran Estación de Clasificación y Aprovechamiento, ECA, que permitirá trazar rutas de reciclaje en zonas de la capital santandereana que hoy no disponen de este servicio.

Por Fabián Morales Gómez