Varios municipios en Norte de Santander han decretado alerta roja y calamidad pública por las fuertes lluvias y la creciente de ríos.

El incremento de las lluvias y la creciente de los ríos, ha causado graves afectaciones en algunos municipios de Norte de Santander. Las autoridades presentan planes de contingencia para mitigar las emergencias que se pueden registrar por el invierno.

La ciudad de Cúcuta ha sido una de las localidades más afectadas del departamento; desde la noche anterior habitantes de diferentes barrios han registrado la fuerza que la naturaleza; sectores como 23 de Enero, Los Arrayanes, La Posada del Libertador, algunos lugares del  área metropolitana y las vías Cúcuta – Pamplona y Cúcuta – Ocaña, han resultados con daños.

En las últimas horas, la atención por parte de los organismos de socorro esta puesta en el barrio 23 de Enero de Cúcuta, en donde la inclemente lluvia mantiene a varias personas desaparecidas, un gran número de viviendas afectadas y enseres dañados. Durante toda la noche y la mañana la Secretaría de Gestión del Riesgo de Desastres de la capital nortesantandereana junto a la Defensa Civil, Bomberos, Policía, Ejército y Cruz roja, realizan acompañamiento y revisan las afectaciones producidas por las fuertes lluvias de las últimas horas.

De otra parte, Ábrego, Arboledas y Salazar de las Palmas se encuentran en alerta roja por probabilidad alta de deslizamientos, y Villa del Rosario en alerta naranja por probabilidad moderada de inundaciones, según el Sistema de Alerta Temprana ante eventos extremos del clima (SATC) Norte de Santander.

Por su parte, las autoridades municipales y departamentales invitan a la ciudadanía a tener reservas de agua en tanques limpios y sellados e informar sus emergencias a través de las líneas de emergencia dispuestas. Así mismo, se espera un pronunciamiento oficial por parte de los organismos de socorro y de esta manera conocer las afectas presentadas hasta el momento en Norte de Santander.