Por más de cinco años las aerolíneas extranjeras suspendieron sus vuelos hacia y desde Venezuela debido a la situación económica y política que estaba atravesando en ese momento ese país.

Sin embargo, en las últimas semanas compañías como Air France, Sky, Lan Chile, Iberia, Aerolíneas Argentinas, Avianca y Wyngo han expresado a las autoridades del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) la posibilidad de explorar el terreno y reanudar operaciones en el país.

Muchas aerolíneas abandonaron el país por las deudas del Estado con las compañías, la conflictividad política en los tiempos del chavismo, los problemas de seguridad e infraestructura, las sanciones internacionales al Gobierno de Nicolás Maduro y la pandemia.

En aquel momento, el presidente venezolano interpretó la decisión como una amenaza y fue claro en expresar a las aerolíneas que si se marchaban del país no habría posibilidad de regresar.  

Por su parte, las aerolíneas colombianas Avianca y Wyngo deberán esperar a que se concreten las condiciones políticas entre los gobiernos de Colombia y Venezuela, unas relaciones que en este momento se encuentran bajo “cerco diplomático”, pero que podrían cambiar tras las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el 29 de mayo en Colombia.

Por Diana Merchán