A través de un comunicado, el Ejército Nacional responsabilizó a la guerrilla del ELN sobre el atentado.

Autoridades investigan una acción terrorista contra soldados de la segunda división del Ejército Nacional, en momentos que adelantaban operativos de control en la vereda Vetas Central del municipio de Tibú.

Un campo minado fue activado y seis uniformados sufrieron heridas de gravedad, por lo que debieron ser trasladados a Cúcuta.

Cabe recordar que, a pocos días de las elecciones para la segunda vuelta presidencial, autoridades destruyeron de manera controlada explosivos que habían sido instalados a 50 metros de viviendas en los municipios de El Tarra y Hacarí.

La última acción terrorista contra los uniformados se trataría de una retaliación.