Abuelos en asilo de Cúcuta requieren apoyo para su sostenimiento

Abuelos en asilo de Cúcuta requieren apoyo para su sostenimiento

Abuelos del asilo requieren solidaridad por parte de cucuteños y del Estado, la infraestructura, los servicios públicos y gastos de mantenimiento son temas de preocupación

Los altos precios en recibos en alimento y demás gastos que deben ser cubiertos mes a mes son el tema de preocupación con el que a diario se acuestan las hermanas que se encargan de velar por la vida de estos adultos mayores.

Son dos temas los que hay que abordar: de un lado los altos costos en los servicios que se están teniendo que pagar, pero del otro también las condiciones de infraestructura con las que cuentan algunas habitaciones.

120 adultos mayores hacen parte del asilo Rudesindo Soto, muchos de ellos son colombianos retornados de Venezuela que han encontrado aquí el único techo que les ha abierto las puertas para subsistir.

Aquí se respira amor y bondad por parte de quienes están presos a atenderlos a diario, pero los costos para mantener el lugar cada vez se tornan más elevados.

“Nosotros hacemos por nuestra parte todo lo que podemos, vivimos de limosna y siempre contamos con el apoyo de la ciudadanía, el asilo es de todos, nosotros damos cuerpo, alma, todo nuestro ser las 24 horas del día pero que es ahora no podemos llevar esto”.

Madre Hogar Rudesindo Soto

El hogar cuenta con tan solo 21 habitaciones, algunas de ellas en riesgo de que las tejas de sus techos caigan sobre algunas camas, en donde han preferido no utilizar para evitar los riesgos.

Hoy los aportes recibidos por la comunidad son gastados todos en servicios públicos los cuales suman hasta los 25 millones de pesos todos los meses.

Las hermanas piden a la nueva administración fijar la mirada en estos adultos mayores que merecen vivir en mejores condiciones.