Abogado habría causado desfalco por mil 500 millones