El hecho fue confirmado por el senador Aguilar, quien aseguró que los sucesos ocurrieron en años anteriores y que el proceso por el que le pedía el dinero se relacionaba un contrato de celaduría, durante su paso como mandantario santandereano.

“Esta persona, mediante un tercero, trató de comunicarme alertándome que iba a salir un fallo en mi contra y pidió una suma a cambio de que ayudara a sustanciar dicho fallo”, aseguró el exgobernador.

A su vez, Aguilar insistió que junto a su abogado lograron entablar contacto con el funcionario involucrado, Fernando Carrillo, quien “puso su equipo a disposición se hizo un trabajo articulado con la fiscalía y policía judicial. se hizo la denuncia y después de un tiempo de investigación se logró la captura. él utilizó su cargo, la injerencia que podría tener y por eso procede a hacer la exigencia”, dijo el Senador.

Aguilar también manifestó que la solicitud del dinero se hizo por medio de un tercero, con el que mandó un chat con una foto del proceso.“Él fue muy insistente en reunirse conmigo, para sorpresa mandó una fotografía de la sustanciación del fallo y del número del proceso. Verifiqué y fue tan insistente que a mí se me hizo muy extraño y luego de una semana procedió a hacer la exigencia”, manifestó Richard Aguilar a los medios de comunicación.

El Senador informó que el pleito al que hacía referencia terminó con un fallo a su favor, contrario a lo que el funcionario le manifestaba.

Por Óscar Gerardo Hernández